Un trabajo personal para desarrollar la iniciativa.

Tomar la iniciativa nos da poder personal y nos entrena para lidiar con el resultado de nuestras decisiones (el conflicto, el acuerfo o la indiferencia).